Gato y ratón

Una imagen divertida con un gato aprendiendo a utilizar un ratón



Mi gato está obsesionado con el ratón del ordenador.

Al menos ya ha aprendido que no se come. Me ha costado una fortuna en cables.

Pero la imagen queda de lo más graciosa .

Aquí le tenéis, un gato obsesionado con una sola cosa: ese misterioso movimiento en la pantalla.

Está claro que los animales se parecen por días a sus dueños.

Páginas relacionadas